Política y Sociedad

Argentina consolida un fin común. Celebremos

El pueblo, TODOS, insinúa un cambio cultural

Los argentinos hemos ganado. Con estas extraordinarias elecciones, perdió la grieta.

El resultado sorprendió: Alberto Fernández ganó con justicia y Mauricio Macri perdió con dignidad.

Al reunirse, después de las elecciones, MM y AF comprendieron la demanda de la sociedad. El Presidente dio un paso inédito invitando al Presidente electo a la Casa Rosada.

La obligación es crear un clima favorable para acuerdos que garanticen la paz social antes de que las protestas tuerzan el rumbo.

La población manifestó, claramente, que un amplio sector, ya sin MIEDOS, demanda imperativas conductas ético-institucionales. Es que, la corrupción y la desigualdad social son amenazas insoslayables.

Las elecciones configuraron una distribución del poder político equilibrado concentrado en dos coaliciones que puede ordenar la política favorablemente para todos los argentinos evitando una «escribanía«.

Este inesperado desempeño electoral de TODOS augura un equilibrio constructivo en el Congreso con equilibrio entre oficialismo y oposición que impondrá el diálogo político y consensos que den certidumbre para favorecer el desarrollo y fortalecer la gobernabilidad.

Todos los partidos, todas la ideas

Alberto Fernández necesitará de TODOS. Los tiempos por venir serán difíciles hasta tanto el sistema político se ordene y ordene la economía. Una oposición dialoguista y la búsqueda de consensos facilitará su gobierno y beneficiará a todos.

Es clave la responsabilidad dirigencial para evitar el riesgo de la decadencia y la pérdida de calidad de vida de TODOS los argentinos.

Ojala que todo esto, así sea…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + veinte =