Salud y Bienestar

Coronavirus, Crisis y el Pte. A. Fernández

En seres humanos racionales las crisis sirven para aprender y mejorar.
Se trata de un desafío enorme para el Gobierno y para TODOS nosotros y, también, una gran oportunidad.


Ni el país ni el Gobierno son los mismos que antes del coronavirus.
En su alocución el presidente de TODOS los argentinos asumió el liderazgo al frente de la crisis.
No dictó cátedra, fue un mensaje corto y sin estridencias, evitando agigantar la alarma social.

Hizo un llamado a la unidad nacional desprovisto de todo dogmatismo y antagonismo o referencia al pasado.

Con calma, compromiso y tolerancia desechó toda anteojera ideológica y se hizo acompañar por la oposición con Horacio Rodríguez Larreta.
Una actitud diferente que cierra esa grieta que la sociedad y el periodismo racional resisten.

El tema del coronavirus es complejo etica y filosóficamente.
El Presidente debe tomar decisiones difíciles.
Lo que viene será largo y angustioso.
Los costos de la pandemia serán muy altos y se requiere el respeto de unos y otros.

Solicitó el acatamiento colectivo de las medidas de excepción, en una sociedad más acostumbrada a ignorar las normas que a la severidad.
EN UN SOLO DÍA HUBO 2400 DENUNCIAS POR VIOLACIÓN DE LA VEDA


Asumamos la responsabilidad social que a cada uno nos compete
Terminemos con la estúpida grieta que algunos irracionales aún impulsan.

Cumplamos con todas las disposiciones que, en este sentido, dicte el Gobierno.

(Alberto Fernández es el presidente de TODOS los argentinos, NO LO VOTÉ, pero, CONVALIDÉ su elección cuando fui a votar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 8 =