Un tema universal Sexualidad

Interpretación evolutiva neuro-anatómica de la memoria

La explicación de ambos procesos recordatorios, anteriormente descriptos, se remonta a la evolución.

El hombre, al estar expuesto a los rigores y necesidades de la naturaleza, debía reaccionar rápido ante el contexto que se le presentaba.

La mujer, mayormente focalizada al cuidado de los hijos y la relación con otras mujeres, desarrolló preponderantemente la verbalización, la intuición y, consecuentemente, la memoria.

Más allá de la ventaja, o no, para uno y otro sexo, los cerebros funcionan de manera distinta con y sin hormonas sexuales.

En el varón, su cerebro facilita la memoria para información central, de aspectos difusos.

En la mujer, su estructura cerebral facilita la memoria tocante a las emociones especialmente las relacionadas con el amplísimo universo de la procreación y la sexualidad.

Hemos visto anteriormente las diferencias cerebrales entre los dos sexos, no existe por lo tanto un cerebro unisex.

Varones y mujeres se comportan de manera diferente debido a las diferencias de la organización y función cerebral.

Los varones al tener, aparentemente, más núcleos celulares, poseen razonamientos más concretos y concentrados.

El mayor número de conexiones en las mujeres les provee una inteligencia más intuitiva y un razonamiento más amplio, más abarcativos y simultáneos de diferentes tópicos según necesidades de la vida diaria.

La memoria emocional es más influyente en los procesos de toma de decisiones en el cerebro femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 18 =